Principios de Diseño de la Permacultura


Principios de diseño

 

•    Planificación eficiente de la energía, por altura, por zonas y sectores, donde se ubiquen las plantas, los animales y las estructuras
•    Planificación por zonas: la colocación de los elementos en los distintos lugares depende de la importancia, prioridades y número de veces que se visitan
•    Planificación en altura: tener en cuenta el perfil del lugar, las diferentes elevaciones, para decidir la colocación de cada elemento. Hay cosas que van de manera natural hacia abajo (el agua...) y otras hacia     arriba (el aire caliente...)
•    Planificación por sectores: los sectores canalizan energías externas (sol, viento, fuego...) hacia adentro o hacia afuera del sistema
•    Múltiples funciones: cada elemento (planta, animal, estructura) ha de ser colocado o utilizado de tal manera que cumpla al menos dos o más funciones diferentes
•    Múltiples elementos: cada función (producción de alimentos, captación de agua, protección contra el fuego,     etc.) es soportada por diferentes elementos
•    Ciclando energía: detener el flujo de nutrientes y energía hacia afuera del sistema y transformarlo en algo cíclico
•    Recursos biológicos: utilizar plantas y animales siempre que sea posible para hacer los trabajos necesarios ahorrando energía
•    Sistemas intensivos a pequeña escala: sacar el mejor rendimiento posible del menor espacio posible y para un uso indefinido.
•    Ubicación relativa: para que un componente del diseño funcione correctamente, debemos colocarlo en el lugar adecuado
•    Maximizar los bordes: el lugar de encuentro de dos ecosistemas es un tercer ecosistema más complejo que combina y se enriquece de los dos anteriores
•    Sucesión natural: podemos planear cuidadosamente la sucesión de plantas y animales para ayudar a que un lugar evolucione hacia un estado estable, obteniendo además beneficios a corto, medio y largo plazo
•    Diversidad: no se refiere al número de elementos presentes en un sistema, sino a la cantidad de maneras en las cuales dichos elementos trabajan. Es el número de conexiones funcionales entre elementos
•    Patrones: las formas de la naturaleza son las más prácticas, funcionales y eficientes en términos de espacio, materiales, energía y tiempo. Los patrones naturales nos enseñan cómo conseguir más de menos.